Anticipar y predecir

La novedad del sistema es que anticipa con precisión el rendimiento de cada alumno en función de su trabajo, informando al profesor del éxito previsto para su didáctica. También se preparan automáticamente los ejercicios necesarios para reforzar las dificultades. Al mismo tiempo se potencia el talento científico-técnico de los alumnos

Todo esto sucede porque el sistema detecta mediante algoritmos el perfil reflexivo que se descubre en la forma de responder las actividades. El profesor está informado en todo momento con gráficas y datos tanto de lo que sucede en clase como del trabajo desplazado a casa. El análisis arranca con la explicación del profesor. A continuación los análisis se centran en estas tres operaciones:

Conceptualización

Reflexividad

Memorización

Analizar lo de siempre desde otra perspectiva

Años de investigación permiten concluir que se puede medir el trabajo y profundidad de los procesos de aprendizaje de cada alumno para automatizar ofertas personalizadas de contenidos. Solucionando las dificultades desde los análisis de las estructuras temporales que se desarrollan en la reflexión, la conceptualización y finalmente en la respuesta que se produce desde la memoria una vez se aprendieron los conceptos.

De esta forma el sistema ‘aprende’ del trabajo de todos los profesores y alumnos según se estandariza y expande su uso, siendo finalmente un ‘repositorio’ de las mejores secuencias didácticas adaptativas. Pues se afina cada vez más las predicciones sobre los resultados académicos según las capacidades de aprendizaje de cada alumno y la fuerza didáctica del profesor.